miércoles, 26 de enero de 2011

Observo.

Observando el mar me pregunto 
que será de tu vida, mi único amor,
un amor del cual sólo pienso estando junto
a éste  sosiego lugar.
No puedo expresar el dolor que siento,
ya que, no lo puedo demostrar.

Una gaviota blanca como una nube
se desprende del agua, y sube
al cielo, hermoso azul como un regalo que obtuve
de ti, mi hermoso amor, del que estuve
enamorada toda mi vida. Eres tú, mi deslumbre.

Estando en un jardín de rosas rojas
me dí cuenta cómo caían las hojas,
y pensé.. Cómo extraño a ese ser,
Con el que estaba mirando la otra vez, el atardecer.

Steph.

No hay comentarios:

Publicar un comentario